A mi aire 172: Acción poética, estética bajo la represión en Latinoamérica y Concha Buika (12 de febrero, 2016)

Hola amigos, bienvenidos a este nuevo podcast del 12 de febrero. Dentro de dos días es San Valentín y podrías regalar palabras bonitas a vuestra pareja, regalar frases como las escritas por Acción Poética en mil ciudades y pueblos de todo el mundo. Sí, he dicho Acción Poética, esto es un movimiento que lleva la poesía a la calle, os voy a empezar hablando de esto. Después os hablaré de una exposición que he visto sobre la represión de los gobiernos de América Latina en los años 60, una exposición que realmente me ha emocionado, y terminaré con música. ¿Conocéis a Concha Buika? ¿No? ¡Pues escuchadme hasta el final!

***

20160212 sp accion poetica1“La experiencia vivida es tu poesía”- “Respira y continua; es un mal día, no una mala vida” – “Yo tampoco sé cómo vivir, estoy improvisando”- “Hoy es día de besarte” –“¿Habrá algo más lindo que verte sonreír?”- “Si no tardas mucho, te espero toda la vida”… Palabras llenas de sentido, frases que nos hacen sonreír. ¿Y sabéis dónde se pueden leer estas líneas? En paredes blancas de pueblos y ciudades. Todas estas frases están firmadas con el nombre de “Acción Poética”. La primera vez que oí hablar de este movimiento literario fue en Colmenar del Arroyo, un pueblecito de la Comunidad de Madrid. Allí viven unos amigos míos, que están completamente envueltos [1] en el proyecto. Acción Poética nació en México en el 1996, en Monterrey, bajo la mano [2] del poeta mexicano Armando Alanis Pulido. Su motor es: sin poesía no hay ciudad. Se trata de escribir frases positivas, optimistas o versos de amor con letras negras en paredes blancas. No hay que tocar temas políticos ni religiosos, pero se pueden escribir también letras de canciones. ¿No es maravilloso sacar la poesía de los libros y acercarla a la gente? ¿No es bonito regalar palabras? Por cierto, diciendo esto me viene a la memoria aquel cuento tan bonito de la vendedora de palabras de Isabel Allende, “Dos Palabras”, se llama el cuento. Es la historia de una chica sencilla y pobre que un día encuentra en el suelo una hoja escrita, una hoja abandonada y ella se da cuenta de que las palabras son gratis, así que decide cogerlas y hacer de ellas su profesión. A partir de ahí Belisa Crepusculario vende y regala palabras … Me encanta. Belisa escribe por encargo cartas de amor o cuenta cuentos y, de vez en cuando, regala palabras que pertenecen únicamente al que las oye… Acción Poética se convierte en nuestra Belisa actual, nos regala palabras que nos pertenecen con sólo leerlas, las podemos hacer nuestras y vivir de esa poesía. El movimiento se ha extendido como la pólvora [3] y ahora se pueden leer frases poéticas en ciento cincuenta ciudades mexicanas y en otros treinta países.
Bueno, pues mis amigos de Colmenar del Arroyo Pepa y Juanjo han ayudado a escribir frases en las casas y por las calles. Esta poesía callejera [4] está escrita por y para el pueblo, llegó allí de madrugada [5] en el mes de julio del 2014 gracias al poeta Luis Santos, que promovió el movimiento. En enero estuve con Pepa y Juanjo en Colmenar. Allí nos reunimos un grupo de amigos de toda la vida [6] con sus parejas e hijos. Después de comer una deliciosa paella en el bar del pueblo, dimos una vuelta por Colmenar. Fuimos de frase a frase, mientras los niños corrían de un lado a otro intentando descubrir la frase escrita por Pepa y Juanjo. La encontramos a la salida del pueblo, era una frase muy bonita. Mis amigos intentan comprender lo que dicen los pájaros en primavera, intentan entender sus cotilleos [7], sus palabras sin importancia, aquí tenéis su frase: “Intento entender chismes [8] de golondrina [9] en primavera.”

***

Entro a una sala enorme, en el centro hay una rampa curva en forma de media luna, parece una rampa para bajar con el monopatín y subir hasta el otro lado con el impulso, pero… no es para monopatines, no, ni para bicicletas o skateboards, no, la rampa es rara, tiene una alfombra negra... Menos mal que la visita es guiada. Gracias a eso me entero de por qué es así. La exposición es interactiva y trata de [10] concienciar [11] a los visitantes de la represión que sufrieron algunos países latinoamericanos en los años 60. La guía nos da un traje de una sola pieza con cremallera, este traje tiene por todas partes unas tiras de tela que se pegan en la alfombra. Si te pones el traje, te das cuenta de lo difícil que es subir por la rampa o bajar: el traje se pega, se engancha con ganas [12] en la alfombra negra, el movimiento es difícil, duro, todo es un esfuerzo [13]… Como en una dictadura, no eres libre de moverte; hay factores externos que lo impiden [14]... Así te conciencias de lo que significa no ser libre. La exposición tiene un buen nombre: “las estrategias estéticas bajo la represión de los regímenes en América Latina” .
Lo que veo después es impresionante. En aquellos años de represión no había ordenadores ni móviles con cámaras para grabar pequeños films. Sin embargo, Leticia Parente consiguió una cámara y hacer un mini documental para reflejar la realidad de Argentina. En una televisión vemos la imagen en blanco y negro de una mujer que está en casa y se prepara para salir a la calle. Leticia se acerca al espejo, coge un pintalabios y un lápiz de ojos. Se prepara para pintarse, pero antes, de forma natural, toma una cinta adhesiva [15], corta un trozo y se lo pega en la boca. Entonces se pinta los labios. Luego coge otro trozo de cinta adhesiva y se lo pone en un ojo, así se lo pinta. El último paso antes de salir de casa es ponerse cinta en el segundo ojo y pintárselo también. Ya está lista para salir a la calle, donde la dictadura no deja a la gente ni hablar ni mirar. Ay, amigos, ¡es impresionante! Estoy emocionada. Se me pone la piel de gallina al pensar en la gente que ha vivido una dictadura, al pensar en la gente que no tiene libertad.
Menos mal que hoy en día hay artistas como Pedro Reyes que son capaces de convertir en arte el terror. En el piso de arriba del museo de Migros de Arte Contemporáneo vemos expuestos diferentes instrumentos musicales, dos guitarras, un xilofón… pero si miro con detalle, veo que los instrumentos están hechos con armas, con pistolas, fusiles… Sí, resulta que Pedro Reyes convirtió en el 2012 las armas confiscadas [16] en Ciudad Juárez en instrumentos de música y lo mejor de todo es que los instrumentos suenan, ¡funcionan!. Las armas que un día mataron hoy son guitarras que producen música, ¿no es una maravilla? Me encanta ver cómo el horror se puede transformar en arte, en dulzura, en sonidos armoniosos… ¡es como magia!

***

MallorcaY hablando de música os tengo que animar a ir a un concierto. El 25 de febrero podéis oír a Concha Buika en Kaufleuten, en Zúrich. ¿Sabéis quién es Buika? Quizás la habéis visto en la película de Pedro Almodóvar “La piel que habito”, o tal vez la conocéis por lo que es más famosa: por cantar. Algunos la definen como la reina del flamenco, aunque también hace jazz y música latina. Yo tengo un par de cedés de ella (sí, sigo siendo una anticuada y me sigo comprando cedés). El caso es que me gusta ponerme sus canciones al llegar del trabajo, cuando estoy cansada. Me gusta oírla al final del día. Su voz me conmueve [17].

Concha Buika nació en Palma de Mallorca, pero sus padres eran exiliados políticos de Guinea Ecuatorial. Así que la pequeña Buika vivió la marginalidad y la pobreza. Para escapar de su realidad empezó a cantar, encontró en el flamenco una forma fantástica de expresión, era una forma de salir de la dura realidad. Lo bonito de la música es que transmite sentimientos, nos conmueve, nos hace pensar… La música, y el arte en general, ayuda a expresar injusticias y esto nos hace libres.
Hoy en día Concha Buika vive en Estados Unidos. Su último disco se llama: Vivir sin miedo.

***

Ahora sí que hemos llegado al final de este podcast. La exposición del museo de Migros “estrategias estéticas bajo la represión de los regímenes en Latinoamérica” ha estado hasta el día 7 de febrero, ya no la podéis ver, pero os recomiendo navegar por internet y buscar las obras de Leticia Parente y Pedro Reyes, creo que os gustarán. Y no os olvidéis del concierto de Buika el día 25 de febrero. Si no la conocéis, sería una buena ocasión para hacerlo.

Yo os espero el 26 de febrero en página web www.podclub.ch o vía app. Entonces volveremos a viajar a Latinoamérica, esta vez lo haremos con unos amigos míos que han estado en Panamá. Y además tendremos más arte, haré una reflexión sobre los artistas judíos que en la Segunda Guerra Mundial lograron plasmar sus duras experiencias antes de morir. Es que hay una exposición muy buena de ellos en Berlín. Mientras tanto podéis practicar con el entrenador de vocabulario para aprender las palabras nuevas. Hasta entonces, cuidaros y que os vaya muy bien.


[1] estar envuelto en un proyecto: estar metido en un proyecto; formar parte de él y trabajar en el mismo
[2] bajo la mano de: con la dirección de
[3] extenderse como la pólvora: divulgarse rápidamente
[4] callejera: de la calle
[5] (la) madrugada: muy pronto por la mañana, antes de salir el sol
[6] de toda la vida: de siempre, de hace muchos años
[7] (los) cotilleos: las habladurías, las cosas dichas sobre otras personas
[8] (los) chismes: las cosas sin importancia, los cotilleos
[9] (la) golondrina: un tipo de pájaro que está desde la primavera hasta finales de verano, luego emigra a sitios más calientes
[10] tratar de: intentar
[11] concienciar: ayudar a que la gente entienda algo mejor, hacer que alguien sea consciente de algo
[12] engancharse con ganas: pegarse muy fuerte
[13] (un) esfuerzo: un trabajo
[14] impedir: no permitir, no dejar
[15] cinta adhesiva: cinta que pega, como un celo muy fuerte
[16] confiscar: quitar, apropiarse, hacer una confiscación
[17] conmover: emocionar

KOMMENTARE ANZEIGEN  

Margarita 20-04-2016 18:48
Hola Alicia
Me ha gustado lo que has escrito sobre este Acción Poética. Este Abril, estoy en España y traje los ultimos Podcasts para leerle aqui. Y leí esto de la Acción Poética en Figueres y ... el mismo día he descubierto una poesia en la calle, cerca del Teatro Museo Dalí!

Si ves a alguien
sin una sonrisa, dale
una de las tuyas :-)

Un saludo, margarita